Miles de personas se presentan cada año en las audiciones para el programa. Los participantes deben ser ciudadanos norteamericanos, no tener más de 28 años y que puedan trabajar a tiempo completo en el proyecto.